24 junio 2011

SALGUERO MANTIENE LA NARIZ EN ALTO TRAS SU ESTREPITOSO FRACASO EN PARIS

Estos dos últimos días la prensa nacional e internacional de cultura ha destacado la participación de la Ministra de Culturas Elizabeth Salguero, en la 35ava Reunión del Comité de Patrimonio Mundial de la UNESCO en París, quien fue la depositaria directa de sus recomendaciones. Con ésta suman dos participaciones consecutivas de las Ministras del sector sin alcanzar resultados satisfactorios, principalmente por el hecho de haber presentado reiterados y poco afortunados informes sobre los avances alcanzados en los sitios nacionales declarados Patrimonio Cultural de la Humanidad: El Cerro Rico de Potosí y Tiwanaku.

Figura 1: Salguero y Groux tras un patético desempeño en la UNESCO 
Las Recomendaciones

El Comité de Patrimonio Mundial, sobre la base de los informes evacuados por las misiones efectuadas el presente año por dos equipos multidisciplinarios de la UNESCO a los sitios de Tiwanaku y el Cerro Rico de Potosí, recomendaron al Estado Boliviano lo siguiente:

a) Tomar las medidas de urgencia identificadas por la misión de expertos que visitaron el cerro Rico de Potosí el mes pasado, a fin de proteger las vidas humanas de los mineros de la zona y mejorar las condiciones de trabajo para evitar accidentes.
Para la Unesco es importante finalizar el estudio geotécnico, asegurar la estabilidad estructural de la cima y modificar el Decreto Supremo 27787 con el fin de detener toda prospección, extracción y cualquier otra intervención entre las cotas 4400 y 4700 del Cerro Rico.
Elaborar un estudio topográfico y la organización de una reunión técnica de expertos, al inicio de 2012, para evaluar los estudios requeridos y redactar un informe actualizado sobre el estado de conservación del Cerro a fin de ser examinado por el Comité de Patrimonio Mundial en su reunión de 2012, en la perspectiva de considerar, en ausencia de un progreso sustancial, la posibilidad de inscribir el bien en la lista de patrimonio mundial en riesgo.

b) Solicitar que las instancias pertinentes pongan en vigencia un instrumento legal que otorgue una institucionalidad más acorde con la nueva estructura del Órgano Ejecutivo en el país, que permita avanzar en los compromisos que el Estado Boliviano tiene con la UNESCO para proteger el sitio arqueológico de Tiwanaku. También se recomendó garantizar recursos humanos y financieros para la conservación y gestión del bien, así como efectuar un estudio arqueológico de la zona adyacente. Finalmente, se pidió pidió organizar una reunión internacional para definir las disposiciones reglamentarias necesarias para un plan de conservación y manejo de Tiwanaku.

De igual manera, la UNESCO en su reunión de comité de febrero del 2013, evaluará los avances alcanzados respecto a los compromisos y recomendaciones de las misiones pasadas, que en caso de no ser substanciales podrían promover medidas más duras respecto al sitio de Tiwanaku.

Constataciones

  1. Debemos recordar que los avances alcanzados sobre estas recomendaciones fueron magros y que desde hace tres años el Estado central no ha logrado acuerdos satisfactorios con el Gobierno Municipal y  las organizaciones sociales de Tiwanaku, mucho menos hacer cumplir lo que establece la Ley en cuanto a la administración del sitio, su conservación y preservación.
  2. La presentación de Salguero se constituye en un nuevo fracaso suyo en el cargo, en el que se reconoce la precariedad de la institucionalidad de la cultura nacional y la incapacidad de llevar adelante políticas de protección y manejo del patrimonio arqueológico e histórico más allá de ciertos ámbitos urbanos. 
  3. La aprobación de la propuesta de Decreto Supremo que ha intentado acordar con el Gobierno Municipal de Tiwanaku y sus organizaciones sociales es otro garrafal error, tanto por las falencias legales y técnicas de su contenido, como por la inaplicable estructura institucional que propone.

1 comentario:

Javier Méncias - Investigador en Arqueología dijo...

Mientras nuestras autoridades sigan participando de estas reuniones con la única intención de viajar para hacer "turismo" y "conocer mundo" (que en verdad les hace falta), no podemos esperar otra cosa puesto que los gastos nunca serán programados para la gente que conoce del tema, que por cierto tampoco es mucha o simplemente no trabaja para el Estado.