16 diciembre 2017

EL CEDIB Y TODAS LAS INSTITUCIONES QUE INVESTIGAN Y DIFUNDEN LA VERDAD REQUIEREN NUESTRO APOYO


Estamos atravesando un momento muy difícil, en la que nuestros derechos y de las instituciones que investigan la situación en la que se debaten nuestros recursos naturales, el medio ambiente, los pueblos indígenas, los derechos humanos y el patrimonio del pueblo boliviano, se hallan en riesgo. 
La sensación es que una vez violentada la CPE y vulnerado el estado de derecho y el pacto social, cualquier cosa es posible, cualquier abuso es permitido por instancias, otrora democráticas, que hoy protagonizan una farsa golpista que nos pone en completo estado de indefensión frente a un Estado de facto, que persigue, acosa, hostiga y atenta de manera criminal contra cualquiera que disiente o contraríe a la verdad oficial. 
El miedo, terror e inseguridad con el cual el gobierno actual maneja a una parte importante de la ciudadanía, los obliga a marchar a las calles, a subordinarse en público, a humillarse y someterse a tratos indignos y degradantes por parte del gobernante. La realidad es que en las urnas con su voto, tres veces seguidas el pueblo le dijo NO al Dictador y su banda de represores, que bajo el apelativo de "socialistas" pretenden eternizarse en el poder, aniquilando las organizaciones, lo líderes y las personas que se animen a indagar sobre su turbio proceder y la forma en la que atentan contra el pueblo y los recursos del país.
El CEDIB es una de las instituciones líderes en develar con datos y argumentos irrebatibles el drama que viven hoy nuestros recursos naturales, nuestros derechos humanos y los derechos de los pueblos indígenas, por ello y con todas las trampas posibles el Gobierno y sus esbirros esta tratando se silenciarla, como lo intenta cotidianamente con los medios impresos y radiales que se oponen a su mundo de mentiras. 
Lo que le pasa al CEDIB le pasa a cada uno de nosotros en el medio en el que nos desempeñamos, por ello nuestra solidaridad desde el ámbito arqueológico, antropológico. Este 18 de diciembre apoyemos al CEDIB en su lucha desigual contra el totalitarismo, el abuso de poder y el acoso judicial del que es objeto. Todos  al Monoblock de la Universidad Mayor de San Andrés desde las 18:30.

01 diciembre 2017

UN NUEVO DAKAR 2018, QUE AUGURA DIAS DE LUTO PARA EL PATRIMONIO ARQUEOLÓGICO DE PERÚ, BOLIVIA Y ARGENTINA



Así como los emperadores romanos se deleitaban con la lucha de sus gladiadores, con la pelea a muerte entre fieras y hombres, con la sangre que dejaban en la arena. Hoy nuestro Emperador - Dictador viene deleitándose con el show que representa un ignominioso, insultante y denigrante espectáculo, donde las transnacionales del deporte, la fabricación de automóviles, la comunicación - show y los multimillonarios se divierten y ganan plata a costa de la fragilidad mental y política de los gobernantes de paises "subdesarrollados", "tercermundistas", bananeros,  cuya naturaleza, población y patrimonio arqueológico - cultural, solo sirven de escenografía para deleitar a millones de enajenados que siguen este tipo de competencias. Pues en los hechos, ni el patrimonio, ni el medio ambiente son aspectos que preocupen a sus gobernantes, quienes pagan con el dinero del pueblo a las columnas depredadoras rodantes, que por unos segundos los pondrán en el ojo del mundo. Nuevamente lo que prima es el beneficio personal, el posicionamiento de su imagen y la promoción que harán de sus respectivos regímenes. 
El pueblo tendrá circo por unos días y el gobernante se solazará nuevamente con las cámaras y  la aparición de su imagen en las pantallas de la televisión internacional.

Desde la arqueología, debemos nuevamente preocuparnos por el paso que tendrá entre Desaguadero y La Paz. El presente año, las lluvias impidieron que puedan travesar por la carretera que une Desaguadero- Aguallamaya - Patacamaya (Calamarca  o Viacha) - La Paz, evitando así días funestos para los vestigios arqueológicos cercanos a la carretera, o en las lomas contiguas, que hubieran sufrido el rigor de los contingentes humanos, que depredan, con frecuencia, mucho más que los propios carros que surcan arbitrariamente el territorio.


25 noviembre 2017

DESCUIDO EN LAS AUTORIDADES DE ACHOCALLA, DEL DEPARTAMENTO DE LA PAZ Y DEL GOBIERNO CENTRAL


Panorámica del Sitio Arqueológico de Uypaca (Señorios Aymaras 1200 a 1500 d.C)
 Desde que el sitio arqueológico más imponente de Achocalla, comunidad de Uypaca, fuera intervenido de manera ilegal, irresponsable y delictiva por personal improvisado de la ONG CUNA, ex-INTERVIDA, la situación de las cinco torres funerarias que allí todavía se mantenían en pie se fue agravando. Una de ellas, cuyo estado era crítico, se derrumbó por el efecto de la erosión hídrica, las lluvias y la falta de interés de las autoridades por protegerla.
CUNA desarrolló en el lugar un inconcluso proyecto turístico comunitario, con un elevado apoyo financiero del Banco Interamericano de Desarrollo, que generó grandes expectativas en la comunidad, pero que al final sólo dejó frustración y un sitio arqueológico gravemente dañado.
La intervención de conservación incluyó la construcción de coberturas hechas de callapos de eucalipto y paja, cuya parte central se apoyaba en las cúspides de las torres, generando sobre ellas un peso adicional y consecuentemente un debilitamiento y afectación a su estructura. Con el tiempo, y sin un adecuado mantenimiento, las coberturas de paja se fueron perdiendo dejando inservible la estructura de protección, con el agravante que el apoyo colocado en la parte central del techado aceleró el proceso de erosión de cada una de las torres.
Tras varios años en estas condiciones, sin que el GAM de Achocalla se haga cargo de protegerlas y conservarlas, menos la gobernación departamental de La Paz o el Ministerio de Culturas; el conjunto de torres de adobe, singulares y de un inestimable valor para la arqueología del Valle de La Paz, se va destruyendo aceleradamente.
Se acerca otro periodo de lluvias que impactará aún mucho más sobre las maltrechas torres, que hasta hace pocos años eran las más altivas y poderosas de Achocalla
La presente nota, intenta llamar la atención de los responsables de cultura de las tres instancias de gobierno (municipal, departamental y nacional), para que puedan, de manera coordinada y concurrente, asumir medidas inmediatas para proteger, preservar y conservar este importante legado. Su inactividad es ya pasible a un proceso por incumplimiento de deberes, pues la CPE, la Ley Marco de Autonomías y la Ley del Patrimonio Cultural Boliviano, los obliga a a actuar de oficio y de manera inmediata para precautelar la integridad de estos invaluables monumentos.










31 octubre 2017

INCOMPETENCIA E INEPTITUD ABSOLUTA EN LA GESTIÓN MUNICIPAL DEL PATRIMONIO ARQUEOLÓGICO PERMITEN EL DETERIORO ACELERADO DE LA CHULLPA DE CHIJIPATA



A 14 años de haberse denunciado la situación que atravezaba la última Chullpa de la zona de Achumani: Monumento singular de enorme valor histórico y cultural; constatamos que nada positivo se ha hecho respecto a ella. Las autoridades municipales y nacionales miran su destrucción con absoluta impavidez, contemplando como se deteriora, incumpliendo los deberes que los obligan a actuar como responsables principales del Estado para la protección del patrimonio.
Funcionarios incapaces para la gestión del patrimonio hoy se anidan en los principales puestos municipales, departamentales y nacionales, revolcándose en su mediocre mundo burocrático, lleno de sofismas, subterfugios legales e inoperancia administrativa y técnica. Como la Chullpa de Chijipata hay cientos de ejemplos dan cuenta del poco compromiso que existe en la administración pública boliviana sobre el patrimonio arqueológico, donde lamentablemente recalan arqueólogos, algunos con cierta relevancia a nivel profesional, pero con enormes falencias a la hora de emprender la gestión del patrimonio. Otros, la mayoría, sin merito alguno para ocupar puestos donde es importante la experiencia y formación en la gestión del patrimonio, tanto como el compromiso y la formación profesional. Gobernación y Municipio, tienen hoy arqueólogos de primer empleo dirigiendo los destinos del patrimonio arqueológico de La Paz, haciendo gala institucional del poco valor que le dan a esta responsabilidad. Esto, más que un favor es un atentado al patrimonio arqueológico, tanto como el flaco favor que le hacen a la carrera de estos noveles arqueólogos, muchos de los cuales jamás han publicado un sólo artículo o realizado una sola investigación como profesionales.



Entidades tan grandes y con tantos recursos como el GAMLP y GADLP, carecen de los más elementales instrumentos legales o técnicos para proteger o administrar su patrimonio, a pesar que la Constitución y las Leyes vigentes los obligan. El Gobierno Municipal de La Paz conoce de su riqueza patrimonial, sus deberes y atribuciones desde hace más de 17 años, pero han pasado dos gestiones de quienes decían no tener MIEDO y dos de quienes juraban ser el SOL, que nos han mostrado que los que nada temían era porque nada sabían sobre patrimonio, y quienes creyeron ser el sol, sólo trajeron oscuridad y estancamiento a su gestión. Hoy, el patrimonio arqueológico e histórico tiene tres enemigos declarados: El gobierno Municipal, El Gobierno departamental y el Ministerio de Culturas. Dan cuenta de ello, el entorno de la Plaza Murillo, las antiguas casas coloniales y republicanas de la ciudad, la Chullpa de Chijipata; las zonas de Miraflores, Ciudadela Estronguista, Sopocachi, Mallasa, Mallasilla, Achumani, Pampahasi, por decir algunas.
El amañado y cómodo proceder de los burócratas, técnicos y juristas de la Cultura y la Arqueología del nivel central, escudan su  ineptitud en la Ley de autonomías y en la Ley de Patrimonio, señalando que aunque es deber de ellos el proteger el patrimonio, sólo pueden hacerlo cuando se trata de Patrimonio Nacional. Nada más absurdo y falso!, pues así como dan permisos y se abrogan atribuciones normativas, también tienen la obligación de proteger el patrimonio cualquiera sea su condición o situación legal o física, pues por sobre todo es el patrimonio de todos los bolivianos, no de un segmento de su población, se encuentre donde se encuentre.
La Chullpa de Chijipata, es hoy rehén de un propietario inescrupuloso, una vecindad criminal, un municipio incompetente, un gobierno departamental caótico e irresponsable y un gobierno nacional oportunista y negligente. Si en las condiciones en las que se encuentra resiste otros cinco años, será un verdadero milagro, particularmente por los enemigos que hoy velan por su destrucción.





31 mayo 2016

CHARLA DE IZUMI SHIMADA EN LA CARRERA DE ARQUEOLOGÍA DE LA UMSA, 3 DE JUNIO DEL 2016


Viernes 3 de junio a horas 18:00, Auditorio Max Portugal. Edificio de Ciencias Sociales René Zabaleta, detras del Monoblock Central.

21 mayo 2016

TAAS VIII, La Paz 2016

Programa detallado:
https://drive.google.com/file/d/0B6ph_eDmrY7AT08xcFMzWGZscDhLNXh3Q3lQYmRBZWtFRkVN/view?usp=sharing